Programa Antídoto Portugal » Notícias » Internacional
12 de dezembro de 2019
 
 Internacional
22/02/2005
Pela primeira vez uma empresa de caça espanhola foi suspensa por utilizar iscos envenenados
 

Pela primeira vez uma empresa de caça espanhola foi suspensa por utilizar iscos envenenados
22 de Fevereiro de 2005
por Carlos Cano, WWF/Adena

 

SUSPENDIDA UNA EMPRESA DE CAZA POR PRIMERA VEZ EN ESPAÑA TRAS UTILIZAR CEBOS ENVENADOS

Madrid, 22 de febrero de 2005.- WWF/Adena consigue que el juzgado de Aranjuez (Madrid) suspenda los derechos de caza de la empresa Cotos y Cacerías Hermanos Molinero en la Comunidad de Madrid tras haber denunciado a finales de 2003 que en ella se estaban utilizando cebos envenenados. La organización considera este paso un éxito sin precedentes en España e insiste en la necesidad de que esta medida legal se generalice para evitar la extinción de especies en peligro.

WWF/Adena había presentado en noviembre de 2003 una querella criminal por un delito contra la fauna cometido por el guarda y socio del coto Puente Largo, en Aranjuez (Madrid), arrendado por la empresa Hermanos Molinero. El guarda había sido detenido en febrero de 2003, por miembros del SEPRONA de la Guardia Civil, al haber colocado numerosos cebos envenenados en ese coto.

La empresa suspendida gestionaba también la caza de la finca lindante, Sotomayor, propiedad de la Comunidad de Madrid. Ambas fincas son de especial relevancia para especies en peligro como el águila imperial ibérica o el buitre negro, cuya principal causa actual de mortalidad son los cebos envenenados, utilizados en cotos de caza para matar predadores de forma indiscriminada.

Esta suspensión cautelar, dictada por el juzgado, según lo solicitado por la Fiscalía de Medio Ambiente de Madrid, supone un serio aviso a quienes utilizan cebos envenenados con impunidad en esta provincia y representa un espaldarazo a las actuaciones desarrolladas por WWF/Adena en la lucha contra el veneno.

WWF/Adena insiste en la gravedad de estos hechos que afectan a espacios protegidos de titularidad pública y la reiteración de casos de envenenamiento ocurridos en los últimos años en distintas ZEPA (Zonas de Especial Protección para las Aves) de la Comunidad de Madrid. Ante la pasividad de la Consejería de Medio Ambiente, la organización ecologista ha pedido reiteradamente a esta institución que tome las medidas sancionadoras oportunas.

Sin embargo, más de dos años después de producirse los hechos, ha tenido que ser una juez la que adopte una medida cautelar que podría y debería haber sido adoptada inmediatamente por la propia Consejería. Por el contrario, el trabajo de la Fiscalía, en este terreno, con medios mucho más escasos que los de la Consejería, debería ser todo un ejemplo para otros poderes públicos.

“La Comunidad de Madrid tiene que reaccionar y tomar medidas ejemplares contra el uso del veneno para erradicar esta práctica ilegal que amenaza la supervivencia de especies tan valiosas como el águila imperial o el buitre negro”, dijo Carlos Cano, responsable del Proyecto contra el Veneno de WWF/Adena. Y añadió: “Sin embargo, la Consejería de Medio Ambiente de Madrid no sólo no ha adoptado ninguna medida efectiva, sino que importantes fincas públicas de la ZEPA de Aranjuez continúan en manos de personas cuya gestión de la caza atenta gravemente contra la fauna en peligro de extinción”.

En los últimos diez años, y de acuerdo a los datos que obran en poder de WWF/Adena, han sido encontradas muertas envenenadas en la Comunidad de Madrid 15 águilas imperiales ibéricas y 29 buitres negros.

Artículo: Carlos Cano
casaingo@hotmail.com

webmaster@antidoto-portugal.org

Copyright © 2005 Programa Antídoto-Portugal